lunes, 30 de marzo de 2009

Despido: Dos varas de medir

En una reciente entrevista con el diario 'El Economista', el Presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, insistía en "la necesidad de flexibilizar la extinción de los contratos, hasta acercarlos a la media europea", un asunto que quiere llevar a la mesa de diálogo social con sindicatos y Gobierno. Para el dirigente empresarial, "es el momento de abaratar el despido, para que así disminuya el temor a efectuar nuevas contrataciones". En su opinión, la indemnización por despido improcedente de los contratos indefinidos ordinarios, situada en 45 días por año trabajado, es un "disparate" que penaliza la creación de empleo, especialmente en tiempos de crisis. En este sentido, Díaz Ferrán argumentó que la media europea está en 20 días, pero no quiso concretar si será esta cifra la que propondrá en la mesa de diálogo social, alegando que no sería "elegante" hacerlo antes de hablar con los sindicatos.

Más recientemente, la Patronal madrileña encabezada por Arturo Fernández exige que los sindicatos aceptemos contratos más flexibles y baratos, con una indemnización de 20 días por año, ya que nuestro sistema de relaciones laborales es muy rígido y lo que se necesita es más flexibilidad, sobre todo en tiempos como los que corren. No se queda ahí, además, afirma que este tipo de contrato no debe ser coyuntural sino permanecer en el tiempo, ya que es en beneficio de los trabajadores. En suma, somos el país europeo con mayor tasa de empleo temporal y precario (por encima del 30%, más del doble de la media de la zona euro) y ahora necesitamos aumentar más esta tasa, pero con un añadido significativo: los trabajadores estarán contentos por poder trabajar y no estar en paro.

La opinión de estos dirigentes de la patronal no sería noticia, ni siquiera motivo de comentario -ya estamos acostumbrados a estas opiniones- de no ser por su desfachatez. Y es que el presidente de la patronal se permite el lujo de decir estas cosas precisamente en las mismas fechas en las que, quien fuera Secretario General de la CEOE durante veintitrés años, Juan Jiménez Aguilar, ha recibido una indemnización por despido de 1,9 millones de euros. Su cese se produjo precisamente por decisión de Díaz Ferrán, que argumentó falta de sintonía entre ambos.
Si el caso anterior no fuese suficientemente ilustrativo, a continuación nos enteramos que al Sr. Martín, Presidente de Martinsa Fadesa, que ha conseguido el dudoso honor de presentar la mayor suspensión de pagos en la historia de España -con una deuda superior a los 7.000 millones de euros- se le asignen 75.000€ mensuales de salario, que "es prudente y atiende a las necesidades y circunstancias del deudor", y la administración concursal estima que debe percibir esa cantidad para que su ritmo de vida no se vea demasiado alterado.

Tampoco hemos escuchado la rasgadura de vestiduras de tan insignes empresarios al conocer que la esposa de del Sr. Martín quiere romper la sociedad de bienes gananciales para no verse afectada por el concurso y las deudas de su marido. Estupendo, las informaciones están ahí y los dos dirigentes empresariales aún no han presentado denuncia alguna contra un fraude que afecta a todos los acreedores, y sobre todo a los trabajadores.

Se ve que, como en tantas otras cosas, en esto hay dos varas de medir: la que se aplica a los notables de la propia casta y la que se quiere aplicar al común de los trabajadores. Los criterios aplicados a los señores Jiménez Aguilar y Martín no deben ser aplicables al resto de asalariados, al contrario, siempre se intenta indemnizar con el mínimo posible, alegando algún incumplimiento o falta, el despedido. A eso se llama "predicar con el ejemplo".

6 comentarios:

Nuel dijo...

Es una manera de exponer la cuestión, aunque yo vi la entrevista del presidente de la CEOE y me parecían argumentos bastante razonables los que exponía en su argumentación.

Conozco un par de casos, de pequeños empresarios, en los que por despedir a un trabajador con contrato indefinido y unos cuantos años en la empresa, han tenido que despedir a dos eventuales para, con el ahorro de sus sueldos, hacer frente a la indemnización.
Varios despidos en empresas pequeñas pueden provocar una situación económica tan precaria, que lleven a la empresa a dar suspensión de pagos e incluso al cierre, por lo que estoy deacuerdo en flexibilizar el despido, claro, que es la visión de otro hijo de puta capitalista, que solo piensa en su propio interes.

Manuel Carlos dijo...

Más flexibilización? si el despido es libre, sólo hay que pagar lo que vale. Bajar la indemnización es una locura que no soluciona el problema, en la mayoría de los casos los empeora.
Crees que de esa maneara se genara más empleo? o más bien el que se genere será más precario.

Manuel Carlos dijo...

Al hilo del comentaio anterior, me parece que si una empresa tiene que finalizar contratos temporales para poder afrontar la indemnización de un trabajador, esta empresa no es ningún ejemplo de buena gestión, me parece a mi. En ningún caso será responsable de estas finalizaciones el trabajador despedido, sino el empresario que gestiona mal su empresa.
Entrando un poco más en materia seguramente esas finalizaciones no sean tales, y más bien despidos improcedentes. No conozco ningun contrato de Obra o servicio que finalice por el despido de otro trabajador, así que ese contrato es un fraude de ley como tantos y tantos, que la mayoría de las veces el trabajador no denuncia por miedo a no volver a ser contratado y por un sin fin de presiones que reciben por el "patrón" de turno.

Anónimo dijo...

Los sindicatos también han despedido de manera improcedente a curritos. Eso se llama "predicar con el ejemplo"

el Gato Negro dijo...

Un saludo

Desde hace unos meses, yo y otros dos amigos, estamos llevando a cabo un proyecto. Dicho proyecto consiste en la elaboración de una comunidad literaria independiente, un rincón en el que cualquiera pueda expresarse y de cualquier forma: relatos, poesía, etc. La idea de la que surgió y de la que aún se sigue sustentando, no es solo esa expresión, anteriormente mencionada, sino el mestizaje: que lo que yo escriba puede servirle a otro de aprendizaje o si más no, pueda aportarle alguna idea y viceversa. Por ello, les invito a todos aquellos que quieran participar en la redacción a que envíen un mail a lagacetademedianoche@gmail.com, citando el correo electrónico de la cuenta blogger, a la que deberá enviarse la invitación.

Atentamente,

El Gato Negro

el Gato Negro dijo...

Un saludo

Desde hace unos meses, yo y otros dos amigos, estamos llevando a cabo un proyecto. Dicho proyecto consiste en la elaboración de una comunidad literaria independiente, un rincón en el que cualquiera pueda expresarse y de cualquier forma: relatos, poesía, etc. La idea de la que surgió y de la que aún se sigue sustentando, no es solo esa expresión, anteriormente mencionada, sino el mestizaje: que lo que yo escriba puede servirle a otro de aprendizaje o si más no, pueda aportarle alguna idea y viceversa. Por ello, les invito a todos aquellos que quieran participar en la redacción a que envíen un mail a lagacetademedianoche@gmail.com, citando el correo electrónico de la cuenta blogger, a la que deberá enviarse la invitación.

Atentamente,

El Gato Negro